El caso Rufián: ERC y el presidente de la Generalitat deben rectificar

En el marco del debate sobre la ley trans que impulsa UP con el apoyo de ERC, entre otras formaciones, y la abstención del PSOE, Gabriel Rufián, portavoz del grupo de ERC, manifestó mediante la parodia y la ridiculización su superfobia católica.

Nos equiparó a gente que cree en serpientes que hablan y creen en palomas que embarazan. El escarnio es directo, sin paliativos, y se dirige directamente a los ciudadanos que comparten la fe católica. Lo hace además de una manera gratuita porque nada venía a cuento para introducir el elemento religioso en este punto del debate. Y lo hace, además, desde el lugar de máxima relevancia en el discurso: la tribuna del Congreso de Diputados.

Los ciudadanos católicos somos también ciudadanos con los mismos derechos y deberes. Y si bien estamos inclinados al perdón y a la reconciliación por el mandato que profesamos, como ciudadanos tenemos unos derechos que debemos ejercer desde el respeto, pero también desde la firmeza, porque una comunidad que no es capaz de defender su dignidad es una comunidad muerta.

Basta de este supremacismo dogmático y sectario que nos trata como ciudadanos de segunda. Una persona tan poco sospechosa de confesionalidad como Jürgen Habermas, afirma taxativamente que las normas de una sociedad secular en ningún caso pueden significar la liquidación o el desprecio del ethos religioso y la renuncia a toda pretensión por su parte. Afirma también que las concepciones secularistas no tienen ningún privilegio ante las concepciones religiosas que están en competencia con ellas, y que el estado debe garantizar las libertades éticas de los ciudadanos, debe evitar que se generalice por su parte una visión secular del mundo, porque entonces deja de ser neutral. Sostiene que los ciudadanos secularizados no pueden negar en principio, a las cosmovisiones religiosas un potencial de verdad, ni tampoco discutir a sus conciudadanos creyentes el derecho a hacer sus contribuciones en su lenguaje religioso en las discusiones públicas. Este es un pensamiento racional y democrático desde la izquierda.

Rufián hace un planteamiento desde la ignorancia, la irracionalidad y el desprecio. Y lo hace en nombre de ERC, que preside el gobierno de la Generalitat.

La indignidad de las palabras de Rufián sólo se ve superada por su querida ignorancia sobre el cristianismo. Pertenece a ese gremio inasequible al conocimiento que es incapaz de reconocer y respetar a sus conciudadanos si no piensan exactamente como él. Es una manifestación de sectarismo muy peligrosa, porque bajo esta caricatura, los derechos de estas personas caricaturizadas desaparecen. Es una táctica habitual en toda visión totalitaria. Caricaturizar hasta el extremo al otro para justificar después la agresión contra él.

Hablando desde la tribuna y como portavoz de ERC, sus palabras vinculan a este partido que ocupa el gobierno de Cataluña y al que, por tanto, el futuro presidente Pere Aragonès, y el presidente del partido, Oriol Junqueras, que según sus propias manifestaciones también pertenece al gremio de los que creen en serpientes que hablan. Si esta nueva etapa del gobierno de Cataluña quiere empezar con buen pie, le pedimos que, de manera inmediata, ERC haga una rectificación completa y se excuse ante los ciudadanos católicos de este país.

Si ERC no hace esto desde el principio, el nuevo gobierno quedará marcado por la huella rufianesca.

e-Cristians ha lanzado una alerta para que pueda dirigirse al presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, y al presidente de ERC, Oriol Junqueras, pidiéndoles a ellos que, de manera inmediata, ERC haga una rectificación completa y se excuse ante los ciudadanos católicos.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía
Una comunidad que no es capaz de defender su dignidad es una comunidad muerta Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Juan Messerschmidt
    31 mayo, 2021 23:36

    Que alguien se exhiba como católico “practicante”, no quiere decir que de verdad lo sea. Tal es el caso, evidentemente, de sujetos como Junqueras, Aragonés y otros muchos que todos sabemos… Sus destructivos delirios políticos bastan y sobran para mostrar la “calidad” de su catolicismo. Por sus obras los conoceréis.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú