fbpx

Individuos cometiempo (III)

Vamos a situarnos. Un buen mapa nos puede ayudar a hacerlo. ¿Qué es un mapa? Una representación por medio de signos gráficos para conseguir señalar sobre el papel la situación de un punto respecto de otros, generalmente de lugares físicos reales; pero hay mapas que son de ideas. Además, ahora también pueden ser virtuales. Por medio del mapa, las personas que sepan interpretarlos avanzarán, y lo harán con o sin nosotros. Así pues, ¿no sería mejor, hoy que vamos tan perdidos –lo advierte hasta el más inocente niño–, avanzar juntos hacia la paz mental, física y espiritual… con un buen mapa de ideas? ¡Nos faltan ideas! ¡Ideas buenas!

En efecto, con un mapa muchos encuentran lo que buscan, otros lo que no buscan, y otros incluso se encuentran a sí mismos. ¡El mundo de las ideas es así de sorprendente! No obstante, en la fragua de la vida también nos encontramos a aquellos que –dale que te pego con su repiqueteo–, por su orgullo jamás se encuentran: son aquellos que sufren la soledad permanente, por más acompañados que estén físicamente. Son los individuos cometiempo.

¿Esos llamados cometiempo, no son acaso aquellos que, incluso cuando disponen de un tropel de miembros de su propia familia que les brindan soporte emocional y anímico, ellos siguen erre que erre con su cantinela, tratando de imponer su propio mapa mental a todo quisque? No sienten la multitud amable de su entorno, sino que se sienten perdidos entre la multitud. Para no sentir, no se sienten ni a sí mismos. Sienten su ego. No lo están, pero se sienten solos. ¿Por qué? ¡Elemental, mi querido Watson! ¡El ego no hermana, antes al contrario, más que favorecer el encuentro, lo que asegura es la perdición, con o sin mapa… y más bien con él! Por este motivo, los individuos cometiempo siempre avanzan (si eso es avanzar) a la defensiva, van agrediendo, pues el ego trata siempre de decir “aquí estoy yo”. Y aquí y allá acaban solos.

Ego: ese traidor. Ego: esa fantochada. Ego: esa soledad… asegurada. ¿Para qué tanto yo, si al final, esta vida son cuatro días? Debes ya de haberlo experimentado, mi querido amigo, amiga del alma, si has llegado ya a algún destino en esta vida; …porque tienes ya esa edad en que la juventud se siente más bien dentro y te impulsa al ímpetu de la hermandad ecológico-humana integral (¿me permites ese término tan osado?); …quizás incluso –si eres “de los buenos”– porque ya sientes acrecentar en el bullir de tu interior el amor que has dado en tus pasos pasados, y ahora te inflama el alma con ese amor que promete el Amor eterno.

¡Adelante! ¡Sé osado! Tú puedes ayudar al ególatra cometiempo a descubrir que la vida no se vence, sino que se vive, se siente; y con ese sentimiento es posible vencer al enemigo. Un problema inesperado es que seguramente no estaba en ningún guión, pues el ego sabe esconderse hasta de sí mismo. Por eso no aparece en los mapas… al menos los que nos dirigen con seguridad a destinos que enriquecen al alma osada, al caminante audaz, al intrépido explorador de nuevos mundos, al ser eterno mozo que lo es porque es eternamente joven: a ti y a mí, si buscamos sinceramente la Verdad… por más que no la hayamos encontrado.

Ciertamente, la Verdad es mocedad; la Verdad no viene con toque de trompetas, sino que más bien es ella la que suena cuando la tocamos. Por eso el ego –que se anuncia siempre al son de los cuatro vientos– impide toda entente: no sigue partitura alguna, y degenera en total desconcierto. Por ende, hoy no nos encontramos más que con tormentas al reseguir el mapa hacia un objetivo que los cometiempo, a su paso, nos han emborronado, hasta el extremo de llamar a la muerte “vida”. Estaba cantado: “siembra vientos, y recogerás tempestades”, sentencia la sabiduría popular, sabia como la sutil luz del despuntar del alba. Ahora recogemos lo sembrado. Mañana, Dios dirá. Porque… ¿acaso no sueñas en un mañana mejor? Lo hablamos la próxima semana.

¿no sería mejor, hoy que vamos tan perdidos –lo advierte hasta el más inocente niño–, avanzar juntos hacia la paz mental, física y espiritual… con un buen mapa de ideas? Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.