La católicofobia. Vuelven los ataques contra la Iglesia católica basados en falsedades

Como casi siempre que hay elecciones, o que el PSOE debe sacar pecho, vuelven en una extraña correlación los ataques contra la Iglesia Católica basados en falsedades, que la presentan como sujeto de presuntos privilegios.

En esta ocasión es eldiario.es y nada menos que Microsoft news en mns noticias, en un artículo que reproduce un eterno refrito firmado por Jesús Bastante, los que encabezan la iniciativa a rebufo de la inhumación de los restos mortales de Franco. En concreto afirman que:

  • Los conciertos educativos, que en la práctica supusieron la puesta en marcha de una escuela “paralela” a la pública, con casi tres mil centros escolares con ideario propio y donde se educa en los principios regulados por la Iglesia católica. Esto es simplemente un engaño. Los centros concertados son consecuencia del artículo 27.3 que establece que los padres, todos, católicos y no católicos, tiene el derecho a que sus hijos reciban la educación moral y religiosa de acuerdo con sus creencias (un derecho ampliamente conculcado en la escuela pública). Las escuelas concertadas surgen de ahí, y las hay católicas y no católicas porque hay padres de todos estos perfiles. Presentar que toda la escuela concertada es católica y situarla como un privilegio es falsedad y demagogia de quienes confunde el periodismo con la agitprop
  • Exención del IBI Otro caso parecido al anterior. Tal exención la disfrutan los partidos políticos, los sindicatos, todas las fundaciones, y otros tipos de entidades más, y también los centros confesionales. ¿Por qué los católicos han de ser una excepción? Si se suprime el IBI que sea para todos si se trata de un privilegio y no de la contrapartida por una determinada función social.
  • Se paga el salario de los sacerdotes de las fuerzas armadas, prisiones, hospitales y otros servicios públicos parecidos. Claro, como contraprestación de un servicio concreto en servicios y centros públicos
  • La financiación a través de la renta. Cuando se marca la cruz en la casilla de la Iglesia, no es una aportación del estado, sino de los ciudadanos que libremente quieren marca la cruz, sino de los ciudadanos. El dinero recaudado de esta manera es el que la Iglesia recibe. ¿Cómo se puede presentar esto como financiación del estado, es decir, de sus presupuestos? Tales cifras no forman parte de este simplemente porque no le pertenecen.

A partir de simples mentiras y verdades a medias se plantea una suma de millones y se presenta como un privilegio, cuando si se entra en lo concreto con facilidad salta la evidencia que tal hecho no se da.

En ForumLibertas nos hemos ocupado reiteradamente de estas falsedades en términos muy concretos.

            ⇒   La Iglesia católica y el IBI
            ⇒   Eliminar las ventajas fiscales sólo a la Iglesia: la propuesta más apoyada por Podemos
            ⇒   El diputado Joan Herrera y el dinero de la Iglesia
            ⇒   Lo que la Iglesia aporta

Pero ¿y los “funerales de estado”?  En España se realizan funerales en la Iglesia por parte de las autoridades cuando los sujetos concernidos son de esta confesión. No tiene nada de especial. Además, se ignora la ingente aportación de la Iglesia católica a la sociedad española.

Primero, porque España es un estado constitucionalmente laico (no laicista), es decir, neutral en materia religiosa, que reconoce explícitamente en su Constitución las confesiones y nominalmente a la Iglesia católica, en términos colaborativos (art 16.3).

Segundo porque es una práctica habitual. Lo hemos visto en un reciente caso en el único estado de la UE constitucionalmente laicista, Francia, (al igual que Turquía). No hace demasiados días hemos visto un solemne funeral con motivo de la muerte de Jacques Chirac (expresidente de la República Francesa), con 2.000 personas, dirigentes de todo el mundo, en la iglesia de Saint Sulpice (Notre Damme sigue en obras) y con la asistencia del actual presidente Macron y otros expresidentes como Nicolas Sarkozy y François Hollande. Y es que es una práctica común la realización de una ceremonia católica o de la confesión de la persona a quien se quiere honrar.

En realidad, lo que persigue esta ideología es proscribir la fe cristiana y a su Iglesia Católica. No es laicidad, no es solo laicismo a la francesa, es el laicismo de la exclusión religiosa que atenta contra el ejercicio de las libertades fundamentales.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

5 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú