fbpx

Conociendo al Covid-19: la pandemia que todos pasaremos

Lo que determina que un agente infeccioso como el Covid-19 sea peligroso es la combinación de tres cosas: el factor de contagio, la morbilidad y la mortalidad.

El Covid-19 tiene un vector de contagio de entre 1,5 y 2 veces superior a la gripe común, lo que hace que sea mucho más contagioso y a diferencia de la gripe se contagia también durante las dos semanas de incubación, es decir, antes de tener síntomas. Por lo tanto, se puede ser portador del coronavirus, no tener síntomas y estar contagiando.

En cuanto a la morbimortalidad se tiene que tener una cosa muy clara: todos nos infectaremos por el Covid-19 en los próximos 3 meses. Ahora bien, de cada 1.000 personas, 900 lo pasarán asintomáticamente, incluidos los niños y los jóvenes, que son bastante más resistentes que los adultos. La curva sube considerablemente a partir de los 50 años.

De estos 1.000, 100 tendrán síntomas y de estos 100, 80 lo pasarán como una gripe intensa con tos, dolor y dolor de cabeza. De los 20 que quedan 15 harán una neumonía, les costará respirar y tendrán que ingresar en el hospital; y de los restantes, 5 harán una fibrosis pulmonar y tendrán que entrar en la UCI, y de estos 5, 3 se morirán. Esas cifras serán reales siempre y cuando se controle el virus y el contagio generalizado no se produzca intensivamente.

Estas son las cifras que se manejan actualmente en la comunidad científica de Occidente, ya que las de China son peores. Sin embargo, la sanidad occidental está mucho más preparada que la suya, sobre todo en relación a los cuidados intensivos.

Estimado de grado de afectación del Covid-19 en España

Millones de habitantes en España 47.000.000
Estimado de españoles que manifestarán síntomas 4.700.000
Estimado de españoles con gripe intensa 3.760.000
Estimado de españoles con neumonía 705.000
Estimado de españoles con fibrosis pulmonar 235.000
Estimado de españoles que fallecerán 141.000

El problema del Covid-19 es que, a diferencia de la gripe, con la gripe la población se vacuna y además esta ataca durante un período largo de unos 5 meses al año. El coronavirus no está actuando en 5 meses sino en muy poco tiempo. Por lo tanto, de los 47.000 millones de españoles que somos, solo 4 millones 700 mil manifestarán síntomas, de estos, 3 millones 760 mil la pasarán como una gripe en casa. 705 mil necesitarán ingreso hospitalario y 235 mil en todo el país necesitarán curas intensivas (UCI).

El problema del Covid-19: la saturación

¿Cuál es el problema real que nos estamos encontrando ahora? Que en España, sumando el sistema sanitario público y privado, solamente hay 200 mil camas hospitalarias y solo tenemos 3.800 camas de UCI y se necesitarán 200.000.

Este es el problema real, que nuestro sistema sanitario no puede absorber una cantidad de gente infectada tan importante en tan poco tiempo, y es por eso que se han tomado estas medidas de contención tan drásticas como cerrar colegios, comercios y que la gente se quede confinada en casa. ¿Para qué? Para que este pico de gente que se infecta vaya siendo absorbida por el sistema sanitario sin que este se colapse. Bajaremos el pico, pero alargaremos la enfermedad unos cuantos meses.

El número de infectados será el mismo porque cuando salgamos de nuestros confinamientos el virus estará presente, pero habrá perdido algo de fuerza, ya que el virus gana fuerza a medida que contagia más, de esta manera, al contagiar menos, también va perdiendo fuerza.

Por lo tanto, el real problema no es debido a la severidad de la enfermedad, ya que es una gripe más y el año que viene gran parte de la población tendrá defensas y se habrá encontrado una vacuna.

Si no tomamos estas medidas de contención los médicos, enfermeros y auxiliares deberían de aplicar lo que se conoce como medicina de guerra, que es que por cada cama que queda libre hay siete personas esperando. En esa circunstancia los profesionales sanitarios deben decidir a quién dan prioridad para esa cama y a quién envían para su casa diciéndoles que un profesional sanitario les visitará con una bombona de oxígeno para atenderles en sus domicilios.

Esta decisión se tomará en función de la edad y del estado general de la persona. Es decir, en iguales circunstancias de grado de enfermedad se escogerá a los más jóvenes, que tendrán más posibilidades de sobrevivir.

Esto sin tener en cuenta otras patologías urgentes que siguen llegando a los hospitales tales como infartos, ictus, accidentes de coche, etcétera, que se deben seguir tratando y dando cabida en el hospital.

Esta es la situación que están viviendo en el norte de Italia y que han vivido con anterioridad en China y que ahora se cierne sobre España, uno de los países con las mejores sanidades del mundo, pero que puede quedar sobrepasada.

De cada 1.000 personas, 900 lo pasarán asintomáticamente, incluidos los niños y los jóvenes, que son bastante más resistentes que los adultos Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.