Dan una comilona tras matar al párroco y se hacen fotos con sus gafas

Al sacerdote Liberio González lo mataron sus paisanos en Santa Ana de Pusa, a los que prometió: Dios os perdonará; luego se hicieron fotos con sus gafas

Un seminarista a su madre en 1931: Qué suerte tener un hijo mártir de Cristo

Joan Ceró, sacerdote mártir el 15 de agosto de 1936, había dicho a su madre en 1931 que debía alegrarse si tenía un hijo mártir de Cristo

Mientras invocaba al Sagrado Corazón, le dispararon en las piernas y lo quemaron

A Pau Figuerola, párroco de L’Espluga Calba, lo martirizaron disparándole y lo quemaron, mientras decía: Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío

Arcipreste de Puente del Arzobispo: Aún no me mateis, que os voy a bendecir

Antes de ser fusilado, el sacerdote Domingo Sánchez pidió tiempo para bendecir a sus asesinos, diciendo: perdónales, porque no saben lo que hacen

Dos veces lo fusilaron, y siguió bendiciendo y perdonando

El mismo día que el sacerdote Antonio Silvestre ofreció su vida ante el sagrario, lo detuvieron y fusilaron, quedó herido y volvieron a rematarlo

Salvio Huix, el obispo que vaticinó su martirio tras visitar al Papa

Durante la República, el que fue obispo de Ibiza vaticinó su martirio “si fuera menester, con la ayuda de la divina gracia”

Pidió rezar y morir de frente, perdonando y bendiciendo a sus enemigos

Al dominico Francisco Calvo Burillo lo mataron en su pueblo, Híjar (Teruel) y respondió a las blasfemias e insultos rezando, perdonando y bendiciendo

No lo iban a matar, pero se abrazó a su amigo sacerdote

Sebastián Llorens abrazó a su amigo sacerdote Jaime Puig cuando los milicianos le iban a disparar, y los mataron a los dos juntos

Con el cuerpo destrozado, perdonó a sus asesinos y les besó las manos

Antes de morir de resultas de las torturas, Bartolomé Rodríguez, párroco de Munera (Albacete), besó las manos de sus asesinos

“Les felicito y me felicito por la muerte de mi hermano”

El escolapio Faustino Oteiza comunicó la muerte del padre Dionisio Pamplona diciendo a su familia: les felicito y me felicito

Le encontraron un crucifijo y, sin mediar explicación, lo tirotearon

El 20 de julio de 1936 es el primer día posterior al estallido de la guerra civil española en el que se producen martirios reconocidos

El mártir que asistió al matrimonio del general Fanjul antes de que lo fusilaran

El sacerdote dominico Alfredo Fanjul pudo casar a su pariente el general Fanjul poco antes de que lo ejecutaran

El Pozo de la Lagarta, donde fueron arrojados al menos 27 mártires

El Pozo de la Lagarta, en Tabernas, es el lugar de Almería donde murió mayor número de mártires

La monja que murió repitiendo: ¡perdónales, perdónales!

María Pilar de San Francisco de Borja, carmelita en Guadalajara, rezaba así por los que la mataban: “¡perdónales, perdónales!”

Tuvieron que matarlo enseguida porque los estaba convenciendo

Los asesinos del escolapio Enrique de los Sagrados Corazones dijeron que lo mataron aprisa porque en el trayecto en coche “los estaba convenciendo”